El estilo de vida evangelístico nunca debe de ser considerado un mito o un imposible  en la vida de los creyentes, no es cuestión de estrategias sino de ser auténticos. La evangelización debe ser una forma y estilo de vida. Siendo conscientes de nuestra salvación eterna por tener a Jesucristo como nuestro Señor y Salvador, y siendo también conscientes de que las personas que no tienen a Cristo, se condenan por toda la eternidad, no por un periodo de tiempo sino para siempre: (s. Juan 3:18 “el que cree en Jesucristo no es condenado; pero el que no cree, ya ha sido condenado, porque no ha creído  en el nombre del unigénito Hijo de Dios”), buscaremos aprovechar todas las oportunidades, y si no las hay las crearemos, para llevar la buena noticia de perdón y salvación a nuestros familiares, vecinos, amigos, compañeros de trabajo o de estudios y a todos los que más podamos.

Debemos familiarizarnos con la evangelización, no solo como un tema teórico de las Escrituras, sino práctico y vivencial, como algo natural, siendo conscientes de la urgente necesidad de que las personas que viven en España sean evangelizadas,  empezando obviamente en el entorno donde nos encontramos, gente con la que nos relacionamos en el día a día. Recuerdo la ocasión que tuve hace poco tiempo, de regalar una biblia de la Reforma a un vecino de casa, Enrique que es profesor, ya hemos hablado algunas veces y confío que habrá mas oportunidades para compartirle el Evangelio. Debemos tratar de llevar un estilo de vida evangelístico como parte de nuestra vida, no como “fanáticos” que nos quite el sueño si no lo hacemos, pero sí buscando de forma natural aprovechar las oportunidades que surgen; lo que si es cierto es que Dios nos usa cuando nos ponemos a su disposición.

Con todo lo dicho anteriormente, aclaramos de porqué evangelizamos.  En primer lugar porque Jesús lo manda, es la autoridad de Jesús, Mateo 28: 18-20. “Por tanto id..” La evangelización tiene su raíz y fundamento en quien nos manda: el Señor. En segundo lugar la razón por la que nos manda evangelizar es que las personas están perdidas, condenadas eternamente, así de claro . Cada uno de nosotros que hemos aceptado a Jesucristo como Salvador y Señor, somos deudores para compartir con otros el mensaje que ha transformado nuestras vidas, que hemos recibido y aceptado, el mensaje de salvación en Jesús.

Este es el ministerio con el que servimos en Decisión y lo que nos da sentido y razón de ser. El lema “Siempre Compartiendo Esperanza” es la realidad que nos impulsa para hacer las campañas de verano, Operación Niño de la Navidad, el programa En busca de Jesús y muchas actividades más,  entre ellas la producción de materiales que facilitan la comprensión de la fe, como el folleto “Como Compartir Tu Fe en Cristo” que nos ayuda a hacer puentes al expresar de forma comprensible el mensaje del Evangelio.

José Luis Briones

Share This