El carácter del cristiano

4.00

El discipulado es vital para la madurez cristiana. Jesús no nos mandó sólo a predicar, la meta que propuso fue “haced discípulos.” Muchos se conforman con “hacer convertidos” pero la conversión es sólo un paso de inicio en la vida cristiana. Sin discipulado sólo habrá inmadurez y, a la larga, insatisfacción. Por lo tanto, el discipulado es uno de los énfasis del ministerio de Decisión.

El carácter del cristiano (Discipulado 4)

• El llamamiento a la vida fructífera
• El amor genuino en acción
• La pureza en la vida
• La integridad en el vivir diario
• El carácter en la práctica

Categoría:

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “El carácter del cristiano”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *