La Biblia misma sostiene que es la Palabra de Dios, escrita por hombres inspirados por Dios en diferentes épocas y tiene el poder de transformar la vida de las personas que sinceramente buscan a Dios.  “Toda la Escritura es inspirada por Dios, y útil para enseñar, para redargüir, para corregir, para instruir en justicia” (2ª Timoteo 3:16).

Se puede empezar a leer la Biblia por el evangelio de S. Juan y continuar por el Nuevo Testamento para seguir con el Antiguo Testamento o alternar Antiguo y Nuevo Testamento.  Se puede comprar una versión moderna de la Biblia para entender mejor el texto.

Share This