Al leer la Biblia es muy importante pedir a Dios (orar) que nos ayude a entender lo que leemos, y también que nos de fe: “Pero sin fe es imposible agradar a Dios, porque es necesario que el que se acerca a El crea que le hay y que es galardonador de los que le buscan” (Hebreos 11:6).

Diversos textos de las Escrituras nos pueden ayudar en:
* Aflicciones: Salmo 34:19
* Ansiedad: Filipenses 4:6-7
* Consuelo: Salmo 23
* Sufrimiento: 2ª Corintios 12: 9-10
* Tentaciones: Santiago 1:13-14
* Preocupaciones: 1ª Juan 5:14-15
* Seguridad: Juan 3:16

“Porque las cosas que se escribieron antes para nuestra enseñanza se escribieron, a fin de que por la paciencia y la consolación de las Escrituras, tengamos esperanza” (Romanos 15:4).

Share This